NUESTRA HISTORIA

Tras varios años trabajando en el sector de la logística de defensa, vimos ciertas necesidades que no estaban cubiertas y formas de trabajo no adecuadas a los requisitos de las Fuerzas Armadas. Por ese motivo, decidimos juntar a los mejores de cada sector y crear Black Bull.

Desde entonces, el crecimiento ha sido exponencial, ya que cuando un cliente empieza a trabajar con nosotros, realmente ve una diferencia importante, lo que hace que el nivel de confianza crezca y se incremente el nivel de colaboración.

Hemos dado soluciones a problemas habituales como: demoras en los pagos, fluidez de comunicación entre departamentos, estabilidad en proyectos donde el nivel de rotación es alto, recomendaciones a la hora de buscar el mejor suministrador en la mejor ubicación, etc.

Nuestra política de trasparencia y adaptabilidad, hace que nos hayamos convertido en un referente en el sector, de lo que nos sentimos enormemente orgullosos.

Gracias a los que están apostando por nosotros, por hacer de esta empresa un soporte para el desarrollo de la industria de defensa en cada país en el que trabajamos.